Nos han enseñado a sentirnos mal, o como si tuviéramos una pesada carga por ser mujer y sangrar todos los meses. Son días difíciles y parece todo más gris. Sin embargo, en otras culturas no ha sido así sino que la mujer utilizaba estos ciclos para estar más en ella y más conectada con la naturaleza y con la familia.

LAS DIOSAS DE LA MENSTRUACIÓN

Miranda Gray y otras autoras han sabido traducir nuestras 4 fases del ciclo menstrual completo (menstruación/ días después de la menstruación/ semana de ovulación/ y semana premenstrual) y han vinculado cada fase con una Diosa, para que podamos aprender y aprovechar cada fase de poder.

Cada mes tienes la posibilidad de reconciliarte con tus 4 facetas y usar cada energía en pro de tus proyectos (de vida o de emprendimiento): con la sabia interior durante el sangrado, con tu fuerza y aptitudes físicas durante la fase de Doncella, con la mujer empática maternal durante la fase de Gaia, y con la mujer altamente creativa durante tu fase premenstrual.
Se trata de observarnos y permitir que estas energías estén en nosotras y que aprendamos de cada faceta que nos proporcionan, cada información que nos dan de nosotras, para utlizarla como fórmula de autoconocimiento y sabiduría.
La mujer como la Tierra tiene sus estaciones y aprender que te pasa y como moverte en cada una de estas etapas es fundamental para poder sentirte bien, segura y en armonía.

Ciclo menstrual:

Toma como día 1 el primer día de tu menstruación, en los 28-30 días siguientes, vas a pasar por cuatro fases, que te dan cuatro caras, cuatro comportamientos o maneras de sentir la vida.

Días 7 a 14, aprox – La Doncella / La Virgen / Fase Dinámica

Esta fase cíclica es la que se da en la semana de después de la menstruación.
Es una fase dinámica, la mujer sale con mucha fuerza, muchas ganas de hacer cosas, te lanzas con fuerza a conseguir tus objetivos, estas activa y te sientes capaz. Es la fase más masculina del ciclo, y la que más le gusta a la sociedad en la que vivimos.
Es la fase de las diosas que no sufren, como Atenea y Artemisa . Jóvenes doncellas capaces y cazadoras con Atenea y Artemisa. Estas diosas se las considera diosas Virgenes. Se consideran así porque son deidades jóvenes, doncellas, fuertes y completas. Viven su tiempo de forma enegética, son autosuficientes y sociales. Viven hacia afuera.
Un periodo sociable y comunicativo en el que empezar nuevos proyectos e ideas. Dar fuerza a estos inicios. Muy activa en el plano físico. Es la fase en la que tienes más capacidad de enfoque para tus proyectos y trabajos mecánicos a realizar.
En esta fase sientes ganas de participar en el mundo, aportando lo que tienes dentro, y que has descubierto en tu fase menstrual.

Días 15 a 21 aprox – La Madre / Gaia / Demeter. Fase Expresiva

Fase expresiva, en la semana de la ovulación, cada mes. Aquí la energía es más maternal; en esta fase el cuidado de los tuyos, gestar proyectos, nutrir , empatizar, ser nutritiva para ti y los demás. Cuidadosa, amable, sostenedora, para ti y para los demás.
Es la energía de la fertilidad, la maternidad en el sentido literal o de proyectos. Un buen momento para cuidarte, para amarte, para sostenerte. Te sientes muy empática. Saber y escuchar son los potenciales de esta semana.
La energía de la semilla fértil. La energía de la fertilidad en la ovulación. Podemos nutrir, cuidar, sostener, empoderarnos a nosotras mismas y a nuestros trabajos creativos.
Con los demás también estamos así. Es una época más empática, receptiva, cooperativa, y estamos listas par conocer mejor al otro así como para co-crear.
Las diosas de este periodo son diosas madres como Gaia, o Demeter, diosa de la agricultura.

Días 21 (aprox) hasta el día de la menstruación – La Hechicera / Premenstrual / Fase Creativa

Esta es la fase premenstrual que tantas temen. Es una fase que debemos comprender bien para sacarle el máximo partido. Es el arquetipo de la Hechicera, que se caracteriza por sus capacidades Creativas.
Tenemos problemas premenstruales porque no nos permitimos dejar libre a la mujer salvaje, la intuición, lo que nos lleva a la verdad de nuestra vida, a lo que realmente queremos ser.
Es una buena fase para cuidar la creatividad, aquello que de verdad, el cuerpo nos pide, cantar, bailar. Bloqueamos esta energía porque nos da miedo lo que nos indica el cuerpo, dejar un trabajo, abandonar una relación. Todas tememos la sinceridad de la mujer salvaje, intuitiva y conectada con su creatividad.
Puede ser que te apetezca estar más tiempo contigomisma, sin salir, dormir más, te sientas menos activa. También es una fase de mucha expresividad sexual, Donde la mujer tiene mucho poder expresivo. A veces esto lleva a la frustración porque la sociedad no se concibe para tener ciclos, ni para dejar de ser igual de productiva que en fases anteriores.

Días de menstruación (1 a 7 aproximadamente del ciclo) – Fase Reflexiva

Esta es la fase de la Bruja, la que sabe, la mujer sabia que habita dentro de nosotras.
Durante esta semana nos renovamos completamente. Es una profunda depuración, que nos envía hacia dentro de nosotras mismas, en la búsqueda espiritual de quienes somos.
En esta fase Espiritual, encontramos el conocimiento antiguo, nos hacemos preguntas sobre nuestra vida, sobre nosotras mismas. Es el momento del encuentro con nuestra sombra para una profunda renovación y sanación.
Es una fase introspectiva, y se necesita descansar física y mentalmente. Esta fase es un llamado a la bruja, la mujer sabia que habita en cada una de nosotras para eliminar y destruir lo que ya no necesitamos. Es el recogimiento y el autoconocimiento, centrado en reunir energías y afrontar el nuevo ciclo.