Terapias naturales Nutrición y Dietoterapia 

terapias naturales nutrición y dietoterapia

Terapias naturales. Nutrición y Dietoterapia

Conseguir la composición optima del cuerpo y crear salud con los alimentos es algo que ocurre simultáneamente en la mente en el cuerpo. Ya sea que estés mejorando tu dieta debido a problemas de salud, o bien para adelgazar es importante que encuentres tu verdad dietética personal y aprendas los principios de nutrición que te van bien a ti.
Para lograr cualquier grado de salud en la comida es necesario aprender a distinguir el límite entre la creación de salud y el comportamiento adictivo con respecto a la comida, y eso, es lo que se pretende con estas terapias naturales de nutrición y dietoterapia.
Sé amable contigo misma e integra los pasos hacia la mejora en tu nutrición de manera que te resulte agradable y cómoda. Cuando cambies tu actitud respecto a la nutrición también se transformarán la composición de tu cuerpo y tu imagen personal. Tendrás mucho más éxito en mantener la salud de tu cuerpo si te tomas el tiempo para integrar tu nuevo comportamiento en el concepto general que tienes de ti misma. Los estudios han demostrado que las personas que han sido obesas toda su vida y luego adelgazan rápidamente, continúan teniendo una imagen deformada de sí mismas. No son capaces de ver el verdadero aspecto que tienen, ni siquiera cuando ya han normalizado su peso.

NUTRICIÓN ORTOMOLECULAR Y ENERGÉTICA: HÁBITOS SALUDABLES

Más allá de lo que elegimos para comer, existen unos hábitos saludables que mejoran considerablemente el aprovechamiento de lo que comemos, ahí van algunos apuntes:

  • No comer en exceso. Todos los estudios sobre alimentación en laboratorios coinciden en señalar que un exceso de alimentos acorta la vida considerablemente.  Las cobayas que comen menos cantidad de comida pueden vivir una proporción mucho más elevada de años y sin tantas enfermedades.
  • Masticar bien, para que las enzimas digestivas que comienzan en la boca puedan ir preparando la digestión.
  • Comer regularmente y no comer entre comidas. Lo que se recomienda es hacer tres comidas: desayuno-comida-cena y tomar dos pequeñas comidas en el almuerzo y merienda.
  • Es mejor beber fuera de las comidas para que no interrumpan los jugos gástricos. Durante las comidas beber lo menos posible.
  • No hacer dietas estrictas que provocan efecto yo-yo. Según que dietas pueden dañar al hígado y al riñón, pues cargan el organismo de cuerpos cetónicos.
  • Come tranquilo. No utilices la mesa para discutir las cuestiones del hogar. El comer relajado y sintiendo el proceso hace que prevengas enfermedades digestivas relacionadas con el estrés y el sistema nervioso. Si te sientes nervioso, excitado o sobre todo enfadado come de una manera sencilla y moderada, para que el alimento lo puedas digerir con mayor facilidad.
  • Para hacer una comida energética intenta que en cada comida contenga los siguientes ingredientes: cereal integral, proteína (sobre todo vegetal), algas, verdura de raíz y de hojas verdes y semillas.
    Y BON APETIT